Medicalización del deporte: ejercicio saludable

Tanto el ejercicio físico como la alimentación, son dos de los pilares fundamentales que sostienen la salud de las personas. En una buena política de salud pública, es necesario actuar de forma inteligente en dichos aspectos.

imgres

Hoy leía un artículo de los efectos positivos del ejercicio sobre el estrés, la ansiedad y la depresión, aunque no les guste calzarse unas zapatillas deportivas y ponerse a mover el “esqueleto”.

El otro día también leía un artículo en El Diario Vasco sobre la prescripción de la actividad física, titulado El ejercicio físico entra en la receta. En él se explica como en Bergara (Guipúzcoa) se ha presentado un programa mediante el cual se persigue “sacar a la gente de casa para que realice ejercicio”. Para mejorar la salud, la prescripción del ejercicio físico debería estar a la altura de la prescripción de fármacos.

En Catalunya ya hace años que se elaboró un programa de prescripción de actividad física, el Pla d’Activitat Física, Esport i Salut (PAFES) un programa de promoción de la salud desde la atención primaria mediante el consejo y la prescripción de actividad física.

Todas las comunidades autónomas españolas ya tienen sus planes o programas de actividad física mediante los cuales se pretende promocionar el estilo de vida activo mediante la actividad física y el ejercicio.

En estos tiempos donde los recursos económicos son escasos, y la sanidad pública se está descapitalizando en muchos sentidos, se tendría que apostar por el desarrollo de una auténtica y efectiva política sanitaria que actúe en la promoción de la actividad física y el ejercicio con la máxima energía.

Quien no lo vea aún claro, que le eche un vistazo a este video:

.

En Atención Primaria, durante una visita de diez minutos por paciente (en el mejor de los casos), ¿cómo se puede incluir una prescripción de ejercicio adecuada?:

  • -¡Camine una hora al día!
  • -¡Apúntese a un centro deportivo!
  • -¡Haga natación!

En la mayoría de ocasiones, el médico, como mucho, puede hacer una indicación de este tipo. Aunque todo hay que decirlo, hay centros asistenciales dónde se trabaja en programas más concretos para fomentar las caminatas, u otro tipo de actividades físicas, entre sus usuarios.

El ejercicio no solo debería estar ligado principalmente con el ocio y la diversión, e indirectamente con la salud. Se le debe dar una auténtica dimensión sanitaria. Los que estamos vinculados profesionalmente al mundo del ejercicio físico ya lo tenemos claro. Ahora hace falta que los planificadores sanitarios quieran invertir en recursos para el futuro, por la calidad y la cantidad de salud de la población. Una inversión que haría reducir costes en fármacos y otro tipo de atenciones sanitarias.

Es necesaria la elaboración de un Plan Estratégico Nacional de Ejercicio para la Salud, donde se plasme el desarrollo de una auténtica política a medio y largo plazo en promoción de la salud mediante el ejercicio y la actividad física.

Hay que buscar fórmulas de cooperación entre los intereses públicos y los de la empresa privada. La sanidad, históricamente ha trabajado estrechamente, de una forma muy íntima, con la industria farmacéutica y la alimentaria, dos sectores económicos muy potentes. Es el momento de abrir nuevos horizontes de colaboración: con centros deportivos, industria del deporte, otros sectores económicos,… ¡Y es que no queda otro remedio!

.

  1. www.contagiatedesalud.com

    ¡Que interesante tus aportaciones!
    En EEUU está valorándose el trabajo del Coach de Salud o Health Coach como profesional asociado a los médicos para facilitar el cambio de hábitos de salud a los pacientes (activos) que lo necesiten.

    Creo que es hacia ese modelo sostenible y multidisciplinar, basado en la concienciación del autocuidado y la salud personal, al que se va caminando.

    Un saludo;
    María.

    Me gusta

  2. alexperezcaballero

    Responsabilidad personal y social. No tenemos que esperar que nos solucionen nuestros problemas, pero si podemos exigir a la administración sanitaria (y otras) que nos proporcionen las herramientas necesarias para practicar ejercicio físico de forma adecuada.

    Me gusta

  3. Marta

    Totalmente de acuerdo en todo. Más vale prevenir. No sólo ahorraremos recursos económicos, sino que también seremos más felices.

    Me gusta

  4. Pingback: Día Mundial de la Actividad Física | El Piscolabis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: