Coca-Cola y su estrategia de ventas en Nueva York

Modifica tu producto, vístelo de salud, felicidad, responsabilidad social y elabora una buena campaña publicitaria. elPiscolabis observa y explica la nueva campaña que la compañía Coca-Cola ha lanzado recientemente en EE.UU.

coca_cola_6

En Nueva York no se andan con chiquitas. Michael Bloomberg, el alcalde de esta ciudad, después de limitar el uso de las grasas trans y la sal, ahora quiere controlar el tamaño de los refrescos con azúcar. Se limitará a 16 onzas (poco más de 400 mL – una lata de las nuestras tiene 330 mL -) el volumen máximo de servicio de estas bebidas. Esta norma se aplicará a partir del próximo mes de marzo en los locales de restauración.

Me imagino que también se actuará sobre la estrategia comercial de no limitar el número de “rellenos” del vaso de la bebida, una práctica habitual de algunos restaurants de comida rápida, tales como McDonalds, Burger King, etc…

Coca-Cola ya ha pasado a la acción y lanza una nueva campaña de promoción, donde se muestra, entre otras, cosas qué supone el ejercicio para la salud, la gran ventaja de los edulcorantes frente al azúcar y los múltiples cambios que se han hecho en sus productos a lo largo del tiempo.

Hay que adaptarse a las nuevas necesidades detectadas en sus millones de consumidores, sobre todo a partir de los nuevos conocimientos sobre la salud de las personas.

“Durante más de 125 años hemos unido a la gente. Hoy, queremos que la gente se una para combatir un problema que nos importa a todos nosotros: la obesidad” nos plantea en su nuevo spot publicitario la compañía de refrescos.

Si eres parte del problema ayuda a resolverlo Coca-Cola se ha incluido y responsabilizado en el problema de la obesidad. No se ha desmarcado ni se ha sacado las pulgas de encima. Se implica en el problema y en la resolución del mismo.

La compañía de Atlanta, como muchas otras grandes corporaciones de la industria alimentaria, ha desarrollado un gran trabajo en el área del health-marketing, donde dedica importantísimos recursos al apartado de la investigación y su posterior comunicación. Tiene claro por donde debe ir su estrategia presente y futura. Si eres parte del problema ayuda a resolverlo. Este mecanismo se activa sobre todo cuando tu negocio se ve amenazado por políticas sanitarias que restringen tus ventas.

Los gestores públicos deben apretar a la industria. La industria debe avanzar para mejorar sus productos y hacerlos más adecuados a la salud de los consumidores. Sin inversión privada no hay avance tecnolológico. Si la industria no invierte en universidad e investigación, mal vamos. Pero deben existir mecanismos de control para que no se distorsione esta relación. El consumidor sale beneficiado. Todos ganamos.

Los consumidores no nos tenemos que olvidar que somos los que en última instancia decidimos qué nos conviene y qué nos perjudica. Cuidarnos es nuestra responsabilidad. Por esto y otros motivos, la sanidad pública debe intervenir asignando suficientes medios y recursos en educación en salud. Educar desde la escuela, pasando por la familia, los centros de trabajo y, evidentemente, los centros asistenciales.

Por cierto, volviendo al anuncio, Coca-Cola, siempre en positivo. The Happyness Company. No he visto ni una persona con un IMC mayor de 23: ni un caso de sobrepeso, ni mucho menos una obesidad. ¿Qué las personas con un IMC mayor de 25 no son la parte del problema? ¿Qué no son felices? Quizás la imagen de una persona obesa asociada a la marca Coca-Cola no venda tanto, claro. Todos queremos ser felices, guapos y delgados. ¡Coca-Cola es así!

—————

25/3/2013 La ley, justo antes de su entrada en vigor, fue revocada: http://www.europapress.es/salud/noticia-alcalde-nueva-york-apelara-fallo-judicial-revoca-prohibicion-vender-bebidas-azucaradas-gran-tamano-20130312112208.html

  1. Muy bueno,, Alwex. Te felicito. ya lo he compartido. Saludos

    Me gusta

    • alexperezcaballero

      Gracias, Alberto. La industria y los intereses del consumidor deben de ir de la mano. Lo cortés no quita lo valiente. Un abrazo!

      Me gusta

  2. A mi em sembla una bona campanya. Vist que la gent no deixarà de prendre refrescos, al menys que siguin millors. Coca-Cola lidera el concepte “hacer de la necesidad virtud” o bé “si no puedes vencer al enemigo (les autoritats) alíate con él (digues que estas d’acord amb els plantejaments sanitaris de les autoritats)”.

    Me gusta

    • alexperezcaballero

      Gracies, Claudi. Cierto que las empresas se adaptan a las nuevas exigencias sanitarias. Y Coca-Cola ha dado una paso más allá. Pero no podemos esperar siempre que la administración nos solucione la papeleta. El consumidor tiene que ser más consciente y responsable en su acto de compra y consumo.

      Me gusta

  3. Francesc Asensio

    Muy bueno Alex, no soy cocacolero, aplaudo la iniciativa, aunque me temo que los de Coca-Cola saben muy muy muy bien lo que hacen…..no puedo evitar pensar que detras hay una otra excelente campaña estratégica de ventas….

    Me gusta

    • alexperezcaballero

      Esta claro….las empresas existen para ganar dinero. Gracias, Paco!

      Me gusta

      • carlos

        pork solo las empresas piensan en si mismo y no en el perjuicio en el que mete ala gente solo pensando en su vienestar propio

        Me gusta

      • alexperezcaballero

        Es necesario que existan mecanismos internos a la propia empresa, y externos (por parte de la administración pública) que aseguren las buenas prácticas de todas las compañías del sector agroalimentario (cuyo lícito objetivo es ganar dinero) para salvaguardar la salud de los ciudadanos.

        Me gusta

  4. Alex Pasarin

    Mireu Coca-Cola sempre ha venut “felicitat” ara ven salut. Que més volem?
    Es una empresa en un mercat “lliure” el seu objectiu es vendre.
    La responsabilitat ultima, com diu en Alex, es del comprador ja que es el primer responsable de la seva salut.

    Me gusta

    • alexperezcaballero

      Responsabilidad del comprador, tienes mucha razón, Àlex. Pero no todos los consumidores tienen un criterio claro y firme sobre lo que es mejor para su salud. Hay que educar y reforzar en conductas saludables.
      Y si nos van diciendo de forma directa o indirecta que la felicidad, la salud y la Coca-Cola van ligadas,,, lo primero que haré al entrar en el bar es pedir un refresco de cola, y más si estoy deprimido y quiero recuperar la salud perdida al tener obesidad y diabetes… es un juego peligroso!

      Me gusta

  5. Alex, está genial el blog. La reflexio! Sembla que prenen conciencia…però dubto que s’involucrin gaire…..Els que volen és incrementar ventes!

    😉 però tot arriba!!!

    Me gusta

    • alexperezcaballero

      Gracias, Lara. Está claro el objetivo de la campaña. La compañía Coca-Cola no es una empresa sin ánimo de lucro. Los mensajes que se lanzan en este sentido (salud-felicidad-consumo de refrescos con azúcar) pueden ser un poco peligrosos.
      Modestamente, opino que hay que regular estos temas.
      Salut!

      Me gusta

  6. Francisco Camarelles

    El tema de la industria alimentaria y los mensajes de salud es un tema emergente y preocupante.
    En el caso de las bebidas azucaradas hay que tener en cuenta sus efectos negativos sobre la salud http://educacionpapps.blogspot.com.es/2013/01/azucar-obesidad-corazon-y-coca-cola.html

    Me gusta

    • alexperezcaballero

      Gracias por la aportación Francisco. Como nutricionista estoy absolutamente de acuerdo con lo que comentas en la entrada de “educacionpapps”. Los azúcares simples en sus diversos tipos y formas (sacarosa, fructosa, glucosa, jarabes y derivados varios,…) hay que considerarlos como ingredientes alimentarios críticos, por los efectos negativos sobre la salud que pueden producir si se ingieren en grandes cantidades. Como ejemplo de acción, podríamos mencionar la reducción en la cantidad de azúcar de las monodosis de los sobrecitos que encontramos en las cafeterías: hace años eran de 10 gr; pasaron a 8 gr y ahora el contenido de los sobres es de 7 gr. o hasta 4 gr. La mayoría de la gente que usa azúcar se vacía el contenido de un sobre completo. Con esta simple acción de reducir la cantidad de azúcar en la unidad de consumo, obtenemos un pequeño descenso en el consumo de sacarosa. Y paralelamente, disminuye el importe de la factura del proveedor de azúcar: el propietario de la cafetería también estará contento 😉 Todo hay que decirlo!

      Me gusta

  7. alexperezcaballero

    Rectifico. En el anuncio comercial de Coca-Cola si que he visto un adolescente con cierto grado de obesidad, y haciendo ejercicio! Está en el 1:15 y aparece durante 2″. Entre tanto físico saludable se me paso su presencia. Perdón!

    Me gusta

  8. pollito

    La verdad es que personas con sobrepeso no se ven en los anuncios de cocacola… ni en ningún otro. Son inexistentes para la publicidad. No sólo se las considera poco atractivas sino que además tienen una connotación moral negativa, ya que se las culpa de su condición.

    Me gusta

  9. Pingback: Coca-Cola: ¿Marketing demagógico o compromiso responsable? | Fisioterapia de combate

  10. Pingback: Industria alimentaria, marketing y salud | El Piscolabis

  11. Pingback: Marion Nestle y Food Politics | elPiscolabis

  12. Pingback: Marion Nestle & Food Politics | elPiscolabis

  13. Pingback: Cómo dejé la Coca-Cola Light, mi vicio favorito | elPiscolabis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: