La vuelta al mundo caminando

A los que nos gusta caminar, pero caminar en serio y largo, alguna vez se nos ha ocurrido lo qué sería eso dar la vuelta al mundo caminando. Nacho Dean, ha tenido la osadía de calzarse unas zapatillas y emprender la marcha: Earth Wide Walk. Con un carro en el que llevar lo mínimo imprescindible…, ¡y a tirar millas!


vueltalmundocaminando1jpg

En Nicaragua. EarthWideWalk. Nacho Dean.


¿Cómo se te ocurrió dar la vuelta al mundo caminando?

La idea surgió, como no podía ser de otra manera, caminando. Me gusta el deporte, viajar, la aventura, había hecho otras rutas a pie como la Traspirenaica o el camino de Santiago y me encontraba tan bien llegando a los sitios por mi propio pie, en contacto con la naturaleza, viviendo a otro ritmo, que pasó por mi mente la idea de dar la vuelta al mundo a pie. Sin embargo, una cosa es tener ideas y otra diferente es tomar decisiones, me llevó más de un año tomar la decisión y nueve meses prepararlo todo: itinerario y calendario provisionales, vacunas, web y redes sociales, embajadas, material… Es un viaje tan largo que muchas variables se resuelven sobre la propia marcha. Lo he financiado con ahorros personales, donaciones y colaboradores.

Para que las piernas no paren, hay que comer bien, cada día, ¿te planteaste alguna estrategia dietética?

Resulta increíble el potencial que tenemos tanto a nivel físico como mental. En este viaje la dieta ha estado muy lejos de ser la idónea, primero por razón de presupuesto, segundo por la propia calidad de los alimentos de las regiones que atravesaba como India o Bangladesh y, en último lugar, sencillamente porque a veces no había comida como cruzando Australia o el desierto de Atacama. El desgaste físico es muy grande después de caminar cincuenta kilómetros diarios, sin embargo, no puedes llevar encima toda la comida que necesitas ya que he caminado en solitario, sin coche de asistencia. Cuando me preguntan por la dieta o cómo hacía con las proteínas, respondo que he seguido la dieta CLQP: come lo que puedas, y da gracias si hay algo. Siempre he tratado de comer fruta ya que hay en todos los países y suele ser barata, tiene vitaminas, glucosa, fibra, agua y evita que te oxides.

earthwidewalk5

Dar la vuelta al mundo caminando sí es posible. EarthWideWalk. Nacho Dean.


Explica tu experiencia gastronómica. ¿Qué ha sido lo más extraño que has comido en tu aventura?

He probado las comidas tradicionales de cada país, las baklavas de Turquía, el tajin de Irán, el momo de Nepal, el dhal de India, el akan bakar de Malaysia, el ceviche y las papas a la güancaína de Perú, los chiles en nogada de México, las pupusas de El Salvador… y comidas extrañas como cáctus, saltamontes, ranas…

¿Cómo es un día normal de alguién que da la vuelta al mundo caminando?

Me levanto al alba en mi tienda de campaña, en torno a las cuatro, cinco, seis de la mañana dependiendo de la latitud y la estación en la que me encuentre. El desayuno es la comida más importante del día, así que si tengo la posibilidad, desayuno bien, fruta, salado y dulce. A lo largo del día voy haciendo comidas ligeras y frugales, en ocasiones cocinadas, otras no, hasta que al atardecer vuelvo a poner la tienda de campaña y ceno algo. Durante el día bebo también mucho, hasta siete litros diarios entre los trópicos. Y ha habido muchas mañanas en las que me he puesto en marcha en ayunas, y me he echado a dormir sin cenar. Suelo caminar entre diez y doce horas, en las que cubro una distancia entre cuarenta y sesenta kilómetros. La mayor distancia que recorrí en un día fueron ochenta kilómetros.


vueltalmundocaminando2

En Bangladesh. EarthWideWalk. Nacho Dean.


¿Cómo conseguías agua potable durante tu viaje?

Bebía del grifo en países como España, Estados Unidos, Australia, Francia, Bulgaria… y la compraba embotellada en los demás países. En los desiertos tenía que cargar mi carro con una gran cantidad de peso de agua y comida para poder sobrevivir en autosuficiencia. El agua es lo más importante, llevaba también algunas pastillas potabilizadoras para casos de emergencia.

Caminar empujando un carro es soportable durante tanto tiempo? ¿Algún problema físico o lesión de espalda, lumbares o extremidades?

La parte más castigada son las lumbares, sobre todo caminando contra el viento y subiendo montañas. Los pies también sufren, incluso llegan a perder algo de la curvatura del puente, han sido 33.000 kilómetros en tres años. Había noches que no dormía bien del dolor de pies, o caminando me daban calambres los dedos.

¿Has tenido problemas de salud en ekl transcurso de tru viaje?

Alguna diarrea en Asia Central, Nepal y Bangladesh. En Chiapas (México) fue la única vez que enfermé, contraje la fiebre chikungunya y estuve seis días convaleciente con dolor de articulaciones, fiebre de 41º y unas manchas cutáneas señal de que el sistema inmunitario está luchando contra un virus. Es una enfermedad para la que no existe vacuna ni remedio, sólo queda esperar a que tu organismo la combata y elimine.

¿Osciló mucho tu peso corporal?

Una vez me pesé en Chile y había perdido diez kilos de peso. Normalmente mi peso está en torno a 77kgs, cuando me pesé la báscula indicó 67 kgs. En ocasiones los recuperaba y en períodos más duros los perdía.

En nuestro entorno, la gente no es consciente de la capacidad de adaptación a la marcha (caminar, trotar) que tenemos. Antes que sedentarios, hemos sido cazadores-recolectores, trashumantes, migrantes… ¿Cuál es tu experiencia al respecto?

Te vas endureciendo, sobre todo a nivel articular, rodillas, tobillos, tendones…las piernas se fortalecen mientras pierdes volumen y tono en las extremidades superiores. Todos los días trataba de estirar para no perder elasticidad pues te vas endureciendo como un árbol que crece a la intemperie. Es un ejercicio aeróbico muy saludable. En un viaje como el mío es muy importante también la fortaleza de tu sistema inmunitario, tus defensas y la capacidad de adaptación de tu organismo a ecosistemas y condiciones ambientales tan diferentes y cambiantes: alimentación, altitud, humedad, temperaturas…También hay un cansancio que notas que se va a acumulando fruto de realizar esfuerzos tan grandes y estar expuesto a la intemperie tanto tiempo.

A nivel psicológico, te vas fundiendo con los ritmos de la naturaleza, el sol, las estrellas, la luna, los demás animales, te vas alejando de los ritmos de la sociedad y la ciudad, te vas asilvestrando como un animal, reestructuras tu escala de valores, dejas de prestar atención a cosas que no son prácticas y cuestiones tan básicas como la alimentación, la higiene, el descanso y la seguridad se vuelven prioridades, rozas la supervivencia…


vueltalmundocaminando3

En Sydney. EarthWideWalk. Nacho Dean.


Las personas que caminamos mucho sabemos que ese hecho proporciona una dimensión del mundo muy particular.¿Con qué sensaciones te quedas después de tu experiencia? ¿Qué conclusiones has sacado después de esto? Plantea algunas reflexiones para todos, por favor.

En primer lugar te das cuenta de que el planeta no es tan grande. Yo lo he recorrido con mis pies, lo he visto con mis ojos, sé lo que cuesta llegar hasta Australia caminando y regresar por el otro lado, razón de más para cuidarlo. He comprobado el estado medioambiental de los ecosistemas y países que he atravesado y he visto un planeta castigado, el cambio climático es cierto. Te das cuenta de lo que somos capaces cuando nos proponemos un objetivo y luchamos por él con persistencia y valentía. He estado tres años viviendo con lo que cabe en una mochila, aprendes que se puede vivir con muy poco y además feliz. Y recibes una verdadera lección de humildad cuando atraviesas países pobres y ves como gente que tiene muy poco te lo da todo, en vez de quejarnos de lo que no nos gusta debemos apreciar lo que tenemos y trabajar para mejorarlo.

¿Has pasado alguna situación de apuro en la que hayas pensado “de ésta no salgo”?

Estuve presente en un atentado terrorista en Dhaka (Bangladesh), 3 tipos me intentaron asaltar con machetes en México y me persiguieron corriendo en un tramo de carretera muy solitario, me atracaron 5 tíos en Lima (Perú)…

He oído que próximamente tienes previsto publicar un libro.

Estoy escribiendo un libro sobre mi Vuelta al Mundo a Pie, lo publicaré en abril de 2017. Va a ser un libro de aventura, épica, culturas, medioambiente y las reflexiones de alguien que ha recorrido el planeta caminando aplicables a la sociedad, el mundo de la empresa y los tiempos que corren.


Espero con ganas poder leer ese libro repleto de experiencias y de reflexiones, Nacho. A colación de lo que decía Rebecca Solnit sobre el caminar: “en sí mismo es el acto voluntario más parecido a los ritmos involuntarios del cuerpo, a la respiración y al latido del corazón”, pienso que tu respiración y ritmo cardiaco deben ser de los más inmensos y cosmopolitas del mundo. ¡Buen camino y suerte en tus nuevas rutas!


captura-de-pantalla-2016-10-04-a-las-21-18-10

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: