Benvinguts a pagès

Captura de pantalla 2016-06-12 a la(s) 08.51.42

Benvinguts a pagès és una oportunitat única per redescobrir l’origen d’allò que mengem i conèixer de prop les persones que produeixen els aliments que ens arriben a taula.

Del 17 al 19 de juny, pagesos i pageses de tota Catalunya obriran les portes de les seves explotacions per ensenyar-nos els ramats, els horts, els obradors, els camps… La millor manera de conèixer, degustar i comprar els productes de la nostra terra, en el seu lloc d’origen i directament de la mà dels seus productors!

Podreu visitar explotacions a cada comarca catalana, i fer un cap de setmana rodó amb el menú Benvinguts a pagès i paquets especials d’allotjament.

El Benvinguts a pagès és una aposta decidida pel producte de proximitat, per posar en valor el món rural, pel turisme d’interior i pel potencial de la nostra gastronomia. Grans, petits, apassionats de la cuina, enamorats de les escapades, famílies, parelles, colles d’amics… tots hi trobareu una oferta a la vostra mida.

Us convidem a descobrir Catalunya des de la seva pagesia. Un viatge apassionant al paisatge que posem a la cassola.

Sigueu benvinguts a pagès!


Benvinguts a pagès es una oportunidad única para redescubrir el origen de lo que comemos y conocer de cerca a las personas que producen los alimentos que nos llegan a la mesa.

Del 17 al 19 de junio, payeses y payesas de toda Cataluña abrirán las puertas de sus explotaciones para mostrarnos sus rebaños, sus huertos, sus obradores, sus campos… La mejor manera de conocer, degustar y comprar los productos de nuestra tierra en su lugar de origen ¡directamente de la mano de sus productores!

Podremos visitar explotaciones en cada comarca catalana y pasar un fin de semana inolvidable degustando el menú Benvinguts a pagès y adquirir paquetes especiales de alojamiento.

Benvinguts a pagès es una apuesta decidida por el producto de proximidad, para poner en valor el mundo rural, impulsar el turismo del interior y potenciar nuestra gastronomía. Mayores, pequeños, apasionados de la cocina, enamorados de las escapadas, familias, parejas, grupos de amigos… todos encontrarán aquí una oferta a su medida.

Os invitamos a descubrir Cataluña desde su campesinado. Un viaje apasionante al paisaje que ponemos en la cazuela.

Benvinguts a pagès!


Los tomates cuánticos de Schrödinger 

En el mundo urbano, en general,  vivimos desconectados del territorio y de la tierra. Los alimentos se desplazan hasta nosotros a través de complejas redes de distribución, desde cualquier parte del mundo. El tiempo y el espacio parece que no existan en nuestra realidad alimentaria. Manzanas de Lleida, de Austria o de la China. Mango o papaya de América o África. Café, chocolate… Y solo hablo de frutas y hortalizas, una pequeña parte de nuestra compra diaria.

¿Qué tal si nos desplazamos por un día allá donde los alimentos se producen de forma primaria? ¿Qué tal si vemos donde se transforma la aceitura en aceite de oliva? ¿Qué tal si vemos cómo las gallinas ponen huevos? ¿Qué tal vemos como el cerdo

Vivimos en una época de alimentación cuántica. El famoso gato de Schrödinger se ha convertido en un tomate. En un tomate que es, simultáneamente, onda y partícula. Un tomate que es accesible durante todo el año. El tiempo y el espacio ahora son dos variables que ya apenas tienen trascendencia alimentaria. Aunque a veces, más que de un tomate, parece que se trate de una ilusión hortícola. Un holograma

Y que conste que las partículas subatómicas sustentan nuestro universo físico y real. Nada que decir. Y que comer tomates todo el año está bien. Pero hay que saber y valorar que estos frutos de la huerta maduran en verano. El resto del año, el tomate fresco es un producto un poco desubicado.

images

Los tomates cuánticos de Schrödinger son cuasi-perfectos, y los encontramos durante todo el año.

Sinceramente, para mi son más apetecibles los tomates en la escala atómica, aquella en la que el tiempo y el espacio imponen sus leyes. Y si no son clónicos y cuasi-perfectos, mejor. La variabilidad es bella y nos acerca más a la realidad del universo en el que vivimos. Y el deseo y el disfrute se alimenta con la ausencia. Todo el año llevo esperando poder comer “uns bons tomàquets de pagès: amb oli del bo, un polsim de sal i avant”.

Para encontrar tomates en una escala atómica, incluso colgados de sus tomateras (ahora empiezan a madurar), hay que aprovechar la oportunidad: Benvinguts a pagès.

CkKc-MBWEAABXI9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: