Superbróquil

El bróquil (Brassica oleracea var. italica) es una hortaliza de la família de las crucíferas. Está estrechamente emparentado con las coles de Bruselas, la coliflor, la col, etc…, pues pertenece a la misma especie. Este vegetal es rico, sobre todo, en fibra, acido fólico, potasio, calcio, vitamina C y A, y  otras sustancias con efecto antioxidante. Se puede consumir cocido y crudo. Al vapor, salteado, a la papillote, en un pisto, gratinado, o simplemente hervido (mejor escaldado unos pocos minutos). O crudo, bien lavado y en ramilletes pequeños, formando parte de una ensalada, o en vinagre, como otros encurtidos vegetales (ajo, cebolla, pepinillos, etc…).

En el Reino Unido, recientemente ha empezado a comercializarse una nueva variedad de broquil con un alto contenido en glucorafanina (de 2 a 3 veces mayor que en las variedades normales). Esta sustancia, de la que ya es rica normálmente, se cree ayuda a prevenir algunas enfermedades cardíacas y ciertos tipos de cancer. Su sabor es algo diferente al del broquil convencional, ligeramente más dulce.

El nuevo superbroquil se vende como parte de una línea de vegetales que incluye hongos con vitamina D extra y tomates y patatas con selenio. En el mundo de la producción agroalimeria hace muchos años que se trabaja en reforzar el contenido de los nutrientes que tienen efectos positivos sobre la salud.

Se efectuarán pruebas para comparar la salud de las personas que consumen el superbrócoli con quienes comen la variedad regular o no comen nada de brócoli y enviarán los datos a la Agencia Europea de Seguridad Alimenticia el año próximo para poder afirmar en avisos comerciales que el brócoli tiene efectos beneficiosos para la salud.

Las frutas, hortalizas y verduras de las que disponemos hoy en dia son el producto de una concienzuda selección de las variedades más apropiadas y apreciadas para el consumo alimentario, mediante la aplicación de diversas técnicas agricolas. Este proceso de selección no es ninguna novedad, pues lo hemos venido haciendo desde el Neolítico (hace unos pocos miles de años), cuando el hombre comenzó a usar la agricultura para alimentarse, en lugar de exlusivamente la caza y la recolección. Normalmente los criterios de selección que se han seguido han sido gastronómicos y de productividad. Ahora también se siguen criterios nutritivos.

La ciencia al servicio de la nutrición y la gastronomia.

Texto original de la noticia:
http://www.alimentariaonline.com/desplegar_nota.asp?did=9990

.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: